Tranquilos, que lo único que cambia un “poquito” es su imagen.

Facebook nos ha sorprendido con el rediseño de su imagen, apostando por un ajuste tipográfico, en apariencia sutil, pero que cambia por completo un logotipo que se mantenía invariable desde que se fundó en 2004. ¿Qué os parece?